Compartir

El dólar se disparó y golpea fuertemente la economía de los clubes que muchas veces pagan sumas exorbitantes a futbolistas de elite para armar planteles competitivos e hipotecan el futuro financiero de las instituciones pero dentro de la incertidumbre que vive el país, el presidente de Boca Daniel Angelici se mostró confiado y tranquilo con respecto al futuro.

“Nos preocupa como a todos los argentinos pero también tenemos que empezar a acostumbrarnos y es una problemática que tenemos todos los argentinos de pensar en dólares y nosotros vivimos en Argentina”, destacó Angelici en la inauguración de las nuevas oficinas administrativas del club.

var vc_71aa9ddd800ac40e = eplvideo(“vc_71aa9ddd800ac40e”).setup({player:”perfilcom”,video:”71aa9ddd800ac40e”,responsive:true,loop:false,autoplay:false}); vc_71aa9ddd800ac40e.on(“ready”, function(){jQuery(“#vc_71aa9ddd800ac40e iframe”).addClass(“embed-responsive-item videoContent”);if(window.App!==undefined&&window.App.VideoEplManager!==undefined){var player = eplvideo(“vc_71aa9ddd800ac40e”);App.VideoEplManager.addVideo( player );App.VideoEplManager.watch();} });

“Boca tiene todos los contratos, excepto uno, firmados en pesos. Y el que tenemos en dólares no es tan significativo, que con los ingresos del club hoy lo podemos mejorar, sí tenemos representantes de muchos jugadores que vienen a hacer un reclamo y en algunos casos vamos a ir ajustando pero por la inflación y la cuota social del club, que son los verdaderos ingresos. No vamos a ajustar por el dólar porque entendemos que es imposible”, reflexionó el Tano sobre la realidad económica del Xeneize.

“Entendemos que se va a hacer muy difícil al valor de la moneda traer jugadores de otros países y que vengan acá a resignar. Nadie va a querer perder más de la mitad de lo que gana. Por eso avizoramos que va a ser muy difícil traer jugadores de afuera y también va a ser muy difícil retener jugadores cuando vengan propuestas y que le paguen en euros o en otra moneda extranjera, la competencia va ser durísima”. Está claro que la marca Boca es una máquina de generar recursos ya sea por cantidad de socios, venta de jugadores, ingresos de televisión y premios por su actuación deportiva en las distintas competencias pero el ajuste llegó para todos y habrá que ver con qué plantel comienza el 2019.