Compartir
El empresario sirvió de enlace para que dineros de la constructora llegaran a la campaña del expresidente Juan Manuel Santos en 2014.(Reuters)
El empresario sirvió de enlace para que dineros de la constructora llegaran a la campaña del expresidente Juan Manuel Santos en 2014.(Reuters)

En pocos días el Congreso colombiano será el epicentro de una audiencia sin precedentes, en donde dos ex presidentes, Andrés Pastrana y Álvaro Uribe Vélez, servirán como testigos en la investigación que la célula legislativa adelanta contra otro ex presidente, Juan Manuel Santos, por la presunta entrada ilegal de dineros de Odebrecht en su campaña reeleccionista de 2014.

Uribe y Pastrana fueron citados por Ricardo Ferro, presidente de la Comisión de Acusaciones de la Cámara de Representantes, que es célula del Congreso encargada de investigar a los Presidentes en Colombia.

«Escuchar bajo la gravedad de juramento a los ex presidentes Andrés Pastrana y Álvaro Uribe (…) Ellos que hicieron llegar una carta al Consejo Nacional Electoral (CNE) en la cual hacían alusión a temas relacionados con la financiación de campañas políticas», afirmó Ferro.

El parlamentario se refiere a un documento que en agosto de 2017 Pastrana y Uribe remitieron al Consejo Nacional Electoral y otras entidades en el que pedían investigar presuntos pagos que Odebrecht habría hecho a la campaña de Santos a través de la firma RGQ Logistic, de Esteban Moreno, hoy acusado por la Fiscalía de ser el enlace entre la corrupta multinacional brasilera y la campaña reeleccionista del Nobel.

También fue llamado a declarar en el Congreso el empresario Andrés Sanmiguel, quien en días recientes causó gran polémica en el país por el testimonio que rindió ante la Fiscalía en el cual afirmaba que él personalmente le había entregado unos 1.500 millones de pesos (USD 468.382) en efectivo a Esteban Moreno, quien los recogió con 20 escoltas en carros blindados y le aseguró que era dinero para la campaña de Santos.

Sanmiguel sostuvo que a través de su empresa se sacaron recursos de un contrato con la Ruta del Sol II -mega obra de infraestructura vial cuya concesión pertenece a Odebrecht- por un total de 4.017 millones de pesos (USD 1.254.328) y que fue Moreno quien gestionó dicho contrato y recibió los recursos que estaban destinados para la segunda vuelta de las presidenciales en 2014.

Tanto Pastrana como Uribe mencionaron en su carta la participación de Moreno en las transacciones entre Odebrecht y la campaña de Santos y los recientes avances de la Fiscalía en las investigaciones por el caso pareciera darles la razón.

Fue precisamente el ente acusador el que después de escuchar el testimonio de Sanmiguel pidió al Consejo Nacional Electoral que reabriera la investigación a la campaña de Santos por financiación ilegal de campañas y a la Comisión de Acusaciones de la Cámara que estudiara el caso.

En Colombia los presidentes y ex presidentes tienen fuero especial, lo que significa que por actuaciones durante el ejercicio de sus funciones solo pueden recibir un juicio político, que en casos extremos puede derivar en un proceso penal. Para eso la Comisión de Acusaciones de la Cámara debe investigar y encontrar pruebas suficientes para elevar un juicio político que se desarrolla en el Senado.

Dicha Comisión está compuesta por 15 miembros y a parte de investigar y acusar a los presidentes tiene competencia sobre los magistrados de la Corte Constitucional, de la Corte Suprema de Justicia y del Consejo de Estado, entre otros aforados.

En la historia de Colombia solo un presidente, el ex dictador Gustavo Rojas Pinilla en 19548, y solo un magistrado de una alta corte, Jorge Pretelt en 2016, enfrentaron al Senado en un juicio político.