Compartir
Martín Vizcarra y Alejandro Toledo
Martín Vizcarra y Alejandro Toledo

Martín Vizcarra se comprometió este jueves a que el ex mandatario Alejandro Toledo (2001-2006), quien permanece en Estados Unidos aun cuando pesa sobre él una orden de captura internacional, será extraditado antes de que finalice su mandato en julio de 2021.

“Antes de que deje el cargo, el ex presidente Toledo estará aquí afrontando a la justicia. Es mi compromiso”, señaló el jefe de Estado peruano en una entrevista a la emisora radio Santa Rosa.

El mandatario aseguró que su Gobierno continúa realizando los trámites de extradición, así como un seguimiento permanente al proceso a través de los ministerios de Justicia y Derechos Humanos y el de Relaciones Exteriores.

No obstante, señaló que los tiempos dependerán exclusivamente de los procedimientos de Estados Unidos “que son engorrosos y largos”, apuntó.

Toledo tiene pedido de captura internacional (AP Photo/Karel Navarro, File)
Toledo tiene pedido de captura internacional (AP Photo/Karel Navarro, File)

Asimismo, comparó el caso de Toledo con el del ex presidente panameño Ricardo Martinelli, a quien las autoridades estadounidenses aceptaron extraditarlo después de un proceso que se prolongó por tres años. “Queremos que no sea así, queremos acortar esos plazos”, agregó Vizcarra.

A Toledo se le imputan los delitos de tráfico de influencias, colusión y lavado de activos en agravio del Estado por presuntamente haber recibido 20 millones de dólares en sobornos de la constructora brasileña Odebrecht.

Pese a que en febrero de 2017 las autoridades peruanas emitieron una orden de captura internacional para que el ex mandatario pase a prisión preventiva por 18 meses, la orden no ha sido aún ejecutada por Estados Unidos, donde Toledo sigue en libertad y con residencia en California.

Toledo está acusado de haber recibido sobornos de la constructora brasileña Odebrecht (Reuters)
Toledo está acusado de haber recibido sobornos de la constructora brasileña Odebrecht (Reuters)

El ex presidente peruano había recibido los presuntos pagos ilícitos a cambio de adjudicar a Odebrecht la licitación de diversos tramos de la carretera interoceánica del sur, que atraviesa el territorio peruano desde la costa del océano Pacífico hasta la frontera con Brasil.

Los supuestos sobornos fueron depositados en cuentas bancarias de empresas “offshore”, ubicadas en paraísos fiscales, que estaban a nombre del empresario israelí Yosef Maiman, amigo personal de Toledo, quien luego los traspasó a otra empresa a nombre de la suegra del ex presidente, con la que Toledo compró lujosas casas.

El lunes último la comisión parlamentaria que investigó el caso Lava Jato en Perú recomendó denunciar a unas 150 personas, entre ellas a Toledo por colusión, cohecho pasivo propio, tráfico de influencias y lavado de activos, informe que deberá ser debatido y votado por el pleno.

El caso Odebrecht en Perú implica los sobornos pagados por la empresa entre 2005 y 2014 y las presuntas donaciones irregulares realizadas a los principales candidatos que postulaban a la Presidencia del país.

Con información de EFE

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

El Fiscal general de Perú denunció al ex presidente Pedro Pablo Kuczynski por presunta compra de votos