Compartir

Un argentino de 21 años fue detenido en la localidad española de Benalmádena, en la provincia de Málaga, acusado de haber cometido al menos 12 robos en distintos comercios de la zona en menos de dos meses.

Junto a él fue capturado un hombre marroquí de 26 años, aparentemente su cómplice en al menos una ocasión.

La Policía Nacional de España indicó que comenzó la investigación en diciembre pasado luego de registrar tres asaltos en una misma noche.

El método utilizado era el siguiente: romper los vidrios de acceso a los distintos negocios con tapas de alcantarilla para luego llevarse la caja registradora. Bares, restaurantes, perfumerías e inmobiliarias fueron algunos de los blancos elegidos.

Ambos sospechosos fueron capturados durante un procedimiento de vigilancia y ya se encuentran a disposición de la Justicia española, que ya dispuso las primeras medidas para avanzar con la causa.