Compartir
Leandro Ramos
Leandro Ramos

El cuerpo de Leandro Ramos, parapentista argentino que desapareció el domingo en el mar de Uruguay, fue hallado este martes en el balneario La Pedrera.

Según informó La Paloma Diario Digital, el cadáver fue visto por dos vecinos en la playa El Desplayado, y reportado a las autoridades locales que participaban en su búsqueda.

El instructor había caído al agua por un desperfecto técnico mientras realizaba un vuelo que causó la explosión del motor. Una mujer que viajaba con él logró ser rescatada.

«Baje como todas las mañanas al amanecer a disfrutar del paisaje. (Vi) algo que se movía en el agua. Traté de ir con una cuerda porque vi que podía ser el parapente de este muchacho», relató Pablo García, uno de los vecinos que encontró el cuerpo.

En la víspera, familiares habían admitido sus escasas esperanzas de hallarlo con vida. «Ya sabemos, al ver esta imagen (del mar), que no lo tenemos con vida, pero queremos recuperarlo, tener el cuerpo y darle el último adiós», indicó Zully Ramos, hermana de la víctima.

En tanto, la perra que solía acompañarlo en los viajes fue entregada a los parientes que llegaron de Argentina, informó La Paloma Hoy.

El operativo de búsqueda del lunes se realizó con apoyo de un helicóptero y un gomón que navegó la zona de la desaparición. Además, colaboraron dos buzos tácticos, sin éxito.

Leandro Ramos planeaba recorrer América Latina con su parapente en 4 años
Leandro Ramos planeaba recorrer América Latina con su parapente en 4 años

Ramos había llegado al balneario uruguayo en el marco de una recorrida por toda Latinoamérica junto con su mascota, un perro que lo acompañaba en los vuelos. Al llegar a un lugar, y como forma de juntar fondos para proseguir su aventura, Ramos, quién era meteorólogo, realizaba bautismos de vuelos entre los habitantes de los parajes que visitaba.

Cecilia Corso, la mujer de 56 años que estuvo con Ramos en el fatídico vuelo, contó a Telemundo: «Salí filmando todo, una belleza, una experiencia alucinante. Cuando volvíamos apagó el motor y me dijo:’ ¿Qué te pareció?’. Y le dije: ‘Lo mejor que hice en mi vida’. Y ahí encendió el motor de nuevo, no sé qué pasó, pero fue cuando empezamos a caer«.

Según explicó, cuando impactaron contra el mar, tuvieron grandes dificultades para desprenderse de los arneses. Ramos, en una posición más comprometida, no logró salir. «Me acerco, y él se agarra de mí y me hunde. Me alejo, vuelvo a acercarme y a intentar tranquilizarlo. Pero estaba aturdido. Le digo: ‘Agárrate de algo’. Luego queda toda la vela entre nosotros y no lo veo más«, afirmó.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

El momento en que un parapentista argentino cayó al mar en la costa uruguaya