Compartir
Alimentos, otra vez uno de los rubros más impactados (IStock)
Alimentos, otra vez uno de los rubros más impactados (IStock)

El Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) dio a conocer este jueves el dato oficial de la inflación del segundo mes del año. Los precios minoristas avanzaron una suba de 3,8% en febrero, debido principalmente a los incrementos en alimentos y en servicios públicos.

El Índice de Precios al Consumidor (IPC) acumuló un incremento de 51,3% en comparación a febrero de 2018, la tasa anual más alta desde 1991. En aquel año la tasa anual alcanzó el 84 por ciento.

La inflación interanual es récord otra vez. En enero de 2018 el dato mensual fue de apenas 1,8% con una interanual de 25 por ciento, y en el segundo mes del año pasado fue de 2,4% y de 25,4% para el año.

El detalle de cómo evolucionó desde entonces, mes a mes:

– Febrero. Mensual 2,4% – Interanual 25,4%

– Marzo: Mensual 2,3%- Interanual 25,4%

– Abril. Mensual 2,7% – Interanual 25,5%

– Mayo. Mensual 2,1% – Interanual 26,3%

– Junio. Mensual 3,7% – Interanual 29,5%

– Julio. Mensual 3,1% – Interanual 31,2%

– Agosto. Mensual 3,9% – Interanual 34,4%

– Septiembre. Mensual 6,5% – Interanual 40,5%

– Octubre. Mensual 5,4% – Interanual 45,9%

– Noviembre. Mensual 3,2% – Interanual 48,5%

Diciembre. Mensual 2,6% – Interanual 47,6%

– Enero 2019. Mensual 2,9% – Interanual 49,3%

– Febrero 2019. Mensual 3,8% – Interanual 51,3%

Por qué se aceleró

Un estudio de Ecolatina precisó que “la aceleración de la inflación respondió a varios factores. En primer lugar, producto de una demanda que permanece deprimida y contratos que permanecen cerrados -sin posibilidad de actualizarse de manera inmediata-, el traslado a precios de los saltos del dólar de 2018 es progresivo”.

“Esta dinámica se sumó el ajuste de tarifas de Servicios Públicos y el aumento cercano al 40% en el precio mayorista de la carne, con un efecto tanto en su precio minorista como en los de bienes sustitutos -pollo, cerdo, etcétera-“, apuntó Ecolatina.

Nicolás Trotta, rector de la UMET, declaró que “el dato no es sólo que la inflación de este mes marcó un 4%, sino que la variación interanual trepó, por primera vez desde 1991, por encima del 50 por ciento“.

Trotta añadió que “el poder adquisitivo se encuentra en su peor momento en nueve años. En febrero de este año el poder adquisitivo de los asalariados formales fue 15,2% menor al de noviembre de 2015, y un 11,5% inferior al de febrero de 2018″.

El secretario de Política Económica, Miguel Braun, también se pronunció sobre la evolución de la inflación. “El pronóstico está en 30 puntos (para 2019) y significa una baja en relación al año pasado. En este aspecto estamos mejor en lo estructural, no tenemos un déficit fiscal como teníamos”, manifestó.

“El nivel de precios evidenció una aceleración en su ritmo de crecimiento en febrero traccionado tanto por los alimentos como por los bienes regulados”, refirió un informe de la consultora Orlando Ferreres & Asociados.

La inflación se aceleró en febrero por el empuje de alimentos y precios regulados

“El dólar y los peajes en rutas nacionales y accesos también aumentaron fuertemente, lo que afecta a la competitividad y complica cada vez el panorama de la actividad”, remarcó un análisis del Departamento de Estudios Económicos y Costos de la Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas (Fadeeac).

Respecto de las tarifas, Ecolatina reseñó que “tendrán un importante componente estacional en la primera mitad del 2019: en pos de alejar lo máximo posible las subas de las elecciones, los precios Regulados acumularían un alza cercana a 30% durante el primer cuatrimestre de 2019, a la par que treparían cerca de 10% en el resto del año”.

Por su parte, el precio mayorista de la carne vacuna se disparó por factores de oferta -ciclo del ganado vacuno- y demanda. “En consecuencia, ambos drivers deberían atenuarse con el correr de los meses”, estimó Ecolatina.

Fuerte arrastre para marzo

Analistas consultados por Reuters adelantaron que en marzo la inflación se mantendría en torno al 3%, lo que arrojaría una inflación de alrededor de un 10% para el primer trimestre de 2019. La problemática se agrava si se tiene en cuenta el incremento del 47,6% acumulado a lo largo de 2018.

“En marzo suben naftas (combustibles), colegios (educación privada) y celulares (telefonía) que se suman a los aumentos anunciados en tarifas de transporte (…) y en la factura eléctrica (servicios)”, afirmó Juan Paolicchi, economista de la consultora EcoGo.

La inflación podría alcanzar un 10% acumulado en el primer trimestre de 2019

“Dado además el arrastre estadístico de alimentos que deja febrero, difícilmente la inflación del mes (de marzo) se ubique por debajo del 3%, lo que dejaría un trimestre con la inflación cerca de la zona del 10 por ciento”, agregó.

En el primer trimestre de 2018 la inflación había acumulado un 6,7%, aunque esta tasa no había tenido el impacto de la histórica devaluación del peso ocurrida entre fines de abril y fines de septiembre del año pasado.

El Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) del Banco Central indicó que la inflación de Argentina sería de un 32% para todo el 2019, una estimación superior al 29,9% que calculaban en promedio los analistas en la encuesta anterior.

Los participantes del reporte consideraron que el tipo de cambio cotizará a un promedio de 48,4 pesos por dólar a fines del 2019.

Noticia en desarrollo

Seguí leyendo:

La inflación de febrero rondará el 4% y se postergan hasta mayo las expectativas de desaceleración

La carne aumentó un 14% en febrero y el kilo de peceto ya supera los $300

El 2018 cerró con una inflación de 47,6 por ciento, la más alta desde 1991