Compartir
Se encontraron más de 20 perdigones que cazadores le habían disparado a la hembra jaguar, por lo que estaba gravemente herida Foto: (Twitter)
Se encontraron más de 20 perdigones que cazadores le habían disparado a la hembra jaguar, por lo que estaba gravemente herida Foto: (Twitter)

Una hembra jaguar fue atropellada la noche del domingo por una motocicleta y un automóvil a la altura del filtro de seguridad de la carretera Playa del Carmen / Tulum entre el camino de los parques Río Secreto y Xcaret, y aunque la causa de muerte evidentemente fue el atropellamiento posteriormente se descubrió una indignante secreto en el cuerpo del felino.

El reporte se recibió pasadas las 9 de la noche en que personal de medio ambiente municipal fue alertado por ciudadanos respecto a la presencia del animal tirado sobre el carril de baja velocidad de la carretera 307.

Al acudir el personal especializado comprobaron que se trataba de una hembra juvenil de panthera onca, la cual se encontraba sin vida y con el cráneo fracturado, así como un ojo desprendido.

A pesar de que la Profepa había dictaminado la incineración del animal muerto, autoridades municipales solicitaron la necropsia para que las causas del deceso fueran determinadas científicamente y este estudio arrojó la presencia de más de 20 perdigones en la hembra de jaguar, por lo que se presume que pudo haber estado huyendo de cazadores furtivos o estar desorientada por el efecto de las municiones en su cuerpo.

El felino fue encontrado a las 9 de la noche del domingo, ya estaba herida cuando fue atropellada Foto: Facebook
El felino fue encontrado a las 9 de la noche del domingo, ya estaba herida cuando fue atropellada Foto: Facebook

Autoridades de medio ambiente municipal están evaluando las acciones que serán tomadas para conservar a esta especie que está bajo protección federal por la NOM-059-SEMARNAT-2010 debido a que se encuentra en peligro de extinción y la caza de este deriva en sanciones penales que van de 1 a 9 años de prisión y multa de 200 a 75,000 unidades de medida y actualización.

Este es el tercer atropellamiento de jaguar, el más reciente en esta zona ocurrió en mayo del año pasado en condiciones similares. Activistas de vida animal constantemente han señalado que el bardeado con malla ciclónica que se instaló en los parques temáticos de la zona y la devastación de selva para extraer material pétreo utilizando explosivos han contribuido a la creación de «jaulas verdes» que obligan a las especies a buscar salidas de la selva, en el caso particular del filtro de seguridad de la carretera.

El año pasado la Profepa encontró a un jaguar asesinado de varios disparos, los internautas denunciaron en redes sociales a los supuestos asesinos:

Otro caso similar se vivió en Veracruz también el año pasado:
denuncia jaguar

En México esta especie se distribuye desde las selvas tropicales del sureste de México, hasta el Río Bravo en el Golfo y en la Sierra Madre Occidental de la costa del Pacífico, hasta los límites con Belice y Guatemala. Por lo regular, la altitud de estas zonas es de 1000 metros sobre nivel del mar.

En la actualidad, el jaguar se encuentra en peligro de extinción, es decir, el número de ejemplares ha disminuido de manera drástica con el riesgo de que desaparezca por completo de la Tierra, por ello está prohibida la caza, captura, transporte, posesión y comercio del jaguar, o de productos y subproductos de esta especie en todo el territorio nacional.

En México existen áreas naturales de protección para este felino, las más importantes son las reservas de la biosfera Calakmul en Campeche y Sian Ka’an en Quintana Roo.

El peso de un jaguar adulto va de 45 a 130 kg, la longitud desde la nariz a la punta de la cola es de 1.70 a 2.30 m, y tiene una longevidad de 20 años. Su pelaje es color café amarillento con manchas negras de forma irregular (llamadas rosetas). No obstante, algunos pueden ser negros con manchas del mismo color. A pesar de su apariencia pesada, el jaguar es muy ágil, corre y nada grandes distancias.

Es casi exclusivamente nocturno y tiene gran habilidad para ver en la oscuridad; durante el día descansa en algún lugar oculto entre las rocas o entre la maleza espesa. El jaguar caza acechando a su presa, ocultándose cerca de su vereda o donde bebe agua.

Son solitarios y, en general, se encuentran en las selvas que bordean los grandes ríos o manglares.

Se alimenta, sobre todo, de pecaríes, venados, monos, tapires, mapaches, tejones, armadillos, conejos y otros pequeños mamíferos; además de aves, peces, perros, cocodrilos, caimanes, lagartijas, víboras, tortugas y sus huevos e, incluso, carroña. Donde encuentra comida abundante, es frecuente que regrese a comer varias noches consecutivas.

También gusta de cazar animales domésticos, como: cerdos, caballos, burros, chivos o borregos; de forma eventual, se han registrado ataques sobre algunas personas, sin embargo estos felinos tratan de evitar a los humanos y generalmente huyen.

Se ha tratado de fomentar su reproducción ante la grave desaparicón de la especie:
bebe jaguar