Compartir

Gimnasia y Esgrima La Plata se encuentra urgido de resultados. La llegada de Diego Armando Maradona a la conducción técnica le dio esa inyección anímica necesaria a un plantel golpeado, pero los resultados hasta el momento no son los esperados. De siete partidos disputados con el Diez en el banco, el Lobo ganó dos (Godoy Cruz y Newell’s, ambos por goleada) y perdió los restantes cinco (Racing, Talleres, River, Unión y el clásico ante Estudiantes), y continúa sin poder abandonar la zona de descenso.

Actualmente, el equipo marcha último en los promedios, a diez unidades de Patronato de Paraná, que es el primer equipo que estaría logrando la salvación. Vale recordar que al finalizar la temporada serán tres los equipos que perderán la categoría y caerán a la Primera Nacional. Junto a Gimnasia y Esgrima La Plata se encuentran Aldosivi y Central Córdoba de Santiago del Estero.

Al tanto de esta grave situación futbolística, Diego Armando Maradona no descansa en el armado del equipo, tanto para el duelo del próximo fin de semana, clave en la lucha por evitar el descenso frente a Aldosivi en Mar del Plata (domingo, 13:15), como también en la llegada de refuerzos de cara al próximo año. Son cuatro los puestos que el DT intentará reforzar (zaguero central, mediocampista central, volante ofensivo y centrodelantero). Y un nombre ya picó en punta.

Se trata de Fabián Bordagaray, quien reconoció que Diego lo tentó para dirigirlo en el conjunto platense. “Maradona quiere que vaya a Gimnasia”, confirmó el delantero de Dorados de Sinaloa, quien estuvo en el plantel que comandó el Diego entre 2018 y 2019.