Compartir
Miguel Ángel Russo, a solas con Infobae
Miguel Ángel Russo, a solas con Infobae

Aunque tiene vasta experiencia en el fútbol, evita los discursos complejos y las palabras raras. El deporte predilecto parece más simple cuando Miguel Ángel Russo lo aborda. El técnico que afronta su segunda experiencia en Boca después de haber conseguido la gloria internacional en 2007 de la mano de Juan Román Riquelme habló de todos los temas con Infobae.

Desde la pretemporada hasta los objetivos. Desde la complicación para contratar refuerzos hasta el trabajo diario al lado de Román, con quien forjó una relación hace 13 años cuando lo dirigió. El cambio en su cuerpo técnico, el motivo de la salida del Xeneize tras la derrota con Milan en el Mundial de Clubes y los cuatro cruces con el River de Gallardo el año pasado cuando dirigió a Alianza Lima y Cerro Porteño. Además, los detalles de su lucha contra el cáncer de próstata, al que venció.

Todavía faltan los amistosos pero ¿ya se puede hacer un balance de la pretemporada de Boca?

El balance que hacemos después de la primera semana de trabajo es bueno porque hemos trabajado con intensidad y principalmente nos hemos conocido en la parte humana y de diálogo, que es lo más importante. Y de pronto en esta etapa que los tiempos son cortos es donde más hay que hacer hincapié. Buscar los objetivos, lo que viene, sabiendo lo que es Boca y con todo lo que te toca jugar por delante. El tiempo es corto pero hay que saber aprovecharlo. En el aprovechamiento del tiempo, los trabajos, y salvo el episodio muy chiquitito de Wanchope, que nos alteró un poco el ritmo pero que ya trabajó normal, después está todo bien, en orden. Es lo que buscamos, no tener contratiempos en la parte física y muscular y tener la suerte de no tener lesiones.

Tenés hecha una radiografía del plantel… ¿qué te falta?

En una semana es muy difícil tener una radiografía del plantel. Más allá de qué me falta, se incorporarían para completar un plantel con la forma que tenemos y el calendario que tenemos también. Boca juega permanentemente, hay cosas importantes y buscamos. Digo que es Boca, aparecen cosas que estamos cristalizando, pero tampoco es específico que uno diga acá, acá y allá. Van apareciendo… Boca es así, te van apareciendo los movimientos y las situaciones. Cuesta mucho del extranjero, cuesta mucho lo que es traer futbolistas del extranjero por más que tengan el deseo de venir a Boca porque chocás con otra realidad que es el país, pero hay que hacerle frente a todo este tipo de situaciones.

Miguel Ángel Russo sobre su nuevo ciclo en Boca – #Entrevista (Infobae)

¿Creés que la vara en Boca está alta pese a que el equipo no ganó la Copa en los últimos años pero sí llegó a una final, a semis y ganó títulos locales?

Boca es así, no se puede hacer paralelo. A mí o a cualquiera que le toque es lo mismo. No hay un decir esto es así o llevarlo de otra manera, es Boca. la exigencia está siempre, permanentemente alta, no es nuevo esto. A veces son preguntas que son permanentes y no cambian. A través del tiempo Boca no te cambia, Boca sigue siendo de la misma manera con una exigencia alta siempre. Por más que haya pasado lo que pasó o lo que tenga que pasar, lo de Boca siempre es alto.

Hablaste de este mini torneo que afrontarán con 7 partidos de Superliga: ¿cuál es el objetivo?

El objetivo es arrancar de la mejor manera. Te ponés como objetivo el primer partido. Es un torneo distinto, en un momento tiene un corte, hay que ver cómo uno arranca. Cuando vos venís jugando todo tenés un envión y eso se corta, ahora hay que arrancar de otra manera. En ese sentido hay equipos que pueden mantener el nivel, otros que no y otros que lo van a mejorar, no se sabe. Es otra cosa, lo que vamos a jugar es otro torneo, un mini torneo de 7 fechas.

¿Es fácil trabajar con Román?

Sí. Muy simple.

Ayuda obviamente que lo hayas tenido como jugador porque generaste una relación…

Sí, la relación la tenemos. Una relación de confianza. Después trabajamos normalmente, como corresponde. Con mucho trabajo en esta etapa, que es lo normal y lógico.

Russo comanda la pretemporada de Boca que se lleva a cabo en el predio del club en Ezeiza (Maximiliano Luna)
Russo comanda la pretemporada de Boca que se lleva a cabo en el predio del club en Ezeiza (Maximiliano Luna)

Trasladándote al 2007, ¿lamentaste mucho que la FIFA no le permitiera a Riquelme jugar el Mundial de Clubes? ¿Hubiese sido diferente con él?

Sí, porque nos desarmamos. Se nos fueron 3 ó 4 jugadores también. Aparte de Román se nos fue el Cata (Daniel Díaz)… nosotros nos desarmamos para ir a jugar. Tiene que ver con los calendarios, fueron seis meses. Pensá que nosotros salimos campeón en junio y jugamos (el Mundial de Clubes) en diciembre. Seis meses te cambian todo. No es como ahora que venís con el envión, es completamente distinto a como se juega ahora. Hoy te permite no tener cambios, te permite salir campeón de América y con el mismo equipo jugar la final. Habiendo seis meses de diferencia el fútbol argentino no te da chances. Los jugadores se te van… pero no es excusa, eh. Listo, estaba así hecho.

¿Te dolió irte de Boca? ¿Sentiste que fue injusto en ese momento?

Esas son situaciones que uno las asume. Es difícil confrontar porque el que te puede contestar, no está (Pedro Pompilio, presidente de Boca en ese momento). Entonces eso lo he manejado siempre de la misma manera. No tiene sentido que yo hable de una cosa cuando otro no puede decir su verdad…

En la memoria de todos pareció quedar grabado que te fuiste por haber perdido la final con el Milan, ¿fue tan así?

Hay muchas cosas, pero lo mantuve en silencio siempre. Volver a retrotraernos hacia atrás no tiene sentido. Siempre dije lo mismo, no cambié. Cuando murió Pedro se acabó la discusión. Yo puedo decir algo y si del otro lado no te contestan, no es bueno. No es bueno para mí, no lo sentí nunca así. Cuando el otro no me puede contestar, deja de ser real.

¿Por qué decidiste cambiar el cuerpo técnico y prescindir de Gottardi y Cinquetti?

Son decisiones mías y nada más. Pura y exclusivamente desde el plano mío, estrictamente.

Te cruzaste con Ramón Díaz en la previa de la final en Madrid y ahora lo volvés a enfrentar por Copa Libertadores ante Libertad. ¿Cómo palpitás ese cruce?

Me alegro por Ramón que está en un lugar que conoce bien como es Paraguay, que le gusta. En definitiva todas esas cosas que le hacen bien. Hasta la Copa todavía nos queda un camino largo por todo lo que viene. Son 7 partidos, tenemos que enfocarnos en el primero. Después vendrá todo lo que tiene que venir desde el 3 de marzo. No lo divido, en Boca tenés que enfrentar lo que viene primero. La Copa va a empezar a aparecer en su forma y momento, en toda su dimensión, cuando la empezás a jugar.

Ramón Díaz y Miguel Ángel Russo, invitados de lujo para la final de la Libertadores que se disputó en Madrid (AP Photo/Manu Fernandez)
Ramón Díaz y Miguel Ángel Russo, invitados de lujo para la final de la Libertadores que se disputó en Madrid (AP Photo/Manu Fernandez) (Manu Fernandez/)

El año pasado te tocó enfrentarte con River más que cualquier equipo del fútbol argentino. ¿Ya le encontraste las mañas a Gallardo?

Sí, por esas cosas que tiene el fútbol. Es pasado, son circunstancias distintas. De otra forma y otra manera. Cuesta, no es fácil. Hay equipos que tienen el incentivo de la Copa y la Copa es muy difícil. Encima te tocan rivales, te toca una zona difícil… no es tan simple todo. Pero digo que hoy argentinos y brasileros tienen supremacía sobre el resto.

A River lo enfrentaste con equipos que están un escalón por debajo de su nivel y estuvieron a la altura…

Sí, gracias a Dios si. Empaté en Lima que fue sobre la hora… Pero bueno, pasa a ser otra historia. Esto es completamente distinto.

En el partido que dirigiste a Cerro Porteño contra River en el Monumental hubo polémicas y vos declaraste que el VAR siempre prestaba confusiones en los mismos lugares…

Presta confusiones el VAR. Porque nosotros en Sudamérica no tenemos el ejercicio semanal, ninguna asociación tiene el VAR. Vos competís de una manera y llega un momento en que empezás a competir de otra. Ni los periodistas están acostumbrados, ni la gente ni los jugadores ni los técnicos tampoco. Lleva un proceso, lleva un tiempo hasta que nos acomodemos a lo que significa el VAR. Ahora, si en toda Sudamérica lo tenemos todos los fines de semana seguramente todos mejoramos en ese sentido. Tenemos un escalón que nos cuesta, por un problema económico o lo que sea, nos cuesta competir en las ligas locales de una manera y, cuando vas por Copa Libertadores, de otra. Es completamente otro juego, es distinto.

¿Creés que está bien implementado? ¿Estás a favor o en contra?

No, en contra no estoy. Pero siempre está el error humano, lo podés bajar, lo podés achicar, pero en definitiva este es un juego casi perfecto donde el error humano existe permanentemente.

¿Dirigiendo desde afuera sentías que River tenía poderío o peso en la Conmebol?

No, eso lo decís vos. Yo no digo que tenga poderío ni nada por el estilo. Yo me voy a situaciones puntuales en el campo de juego, nada más.

Mientras dirigía al Millonarios de Colombia, a Russo le descubrieron un cáncer de próstata que lo obligó a ser intervenido quirúrgicamente. Mantuvo el hermetismo dentro del club hasta que se decidió a hacerlo público y batalló durante meses con sesiones de quimioterapia y “mucho amor”. Pero el momento más crítico fue cuando una bacteria intrahospitalaria complicó su estado de salud luego de su operación. El entrenador de 63 años acusó ese nuevo golpe pero le hizo frente y no solamente volvió a dirigir al poco tiempo, sino que además llevó al título de superliga colombiana al cuadro de Bogotá.

Miguel Ángel Russo sobre la superación del cáncer de próstata – #Entrevista (Infobae)

Sos un ejemplo de superación por la enfermedad a la que te enfrentaste. ¿Sentís que después de pasar eso no hay meta que te resulte tan difícil?

No, son cosas distintas. El fútbol llenó y llena gran parte de mi vida. La enfermedad la tomo como algo que lo pude superar pero con ayuda de mucha gente. Solo no, imposible. Pero tampoco es… es otro tipo de cosas. Siempre uno tiene dificultades para vencer porque la vida es así, la vida es permanentemente superación. Donde vos no tenés el poder de superación te cuesta mucho, ¿no? Y en esto según el tiempo y la forma es cómo te vas superando, ¿no? Pero es una cuestión de cada uno. Es mental, ¿no?

En un momento declaraste que te habías enojado mucho con vos mismo… ¿Qué se te cruzó por la cabeza en ese momento?

Lo que más me molestó es que era algo que no esperaba porque había salido todo bien y en definitiva fue lo más complejo de mí. Porque en definitiva son bacterias que no tienen un antibiótico, tenés que buscarlo, encontrarlo, bueno… por suerte después de un tiempo mucho más prolongado del que esperaba, sucedió. Pero no es simple, quizás eso fue lo que más me enojó, porque no lo esperaba. Todo lo que me había preparado para lo mío, funcionó. Pero esto era algo, bueno, otra superación más. Las cosas funcionan de esta forma y de otra manera. Nadie las quiere y te aparecen. Lo que mas me molesto es que era algo que no esperaba porque ya había salido todo bien, y en definitiva fue lo mas complejo de mí.

¿Te retó mucho el médico cuando te vio dirigiendo poco después de haber hecho tratamiento?

No, no. No es que me retó. Yo cada vez hablo menos de eso porque en definitiva fue un momento de mi vida y punto. Tampoco uno es un héroe ni nada. Uno hace lo que le gusta y creía y entendía que mi mente, de esa forma, superaba cualquier tipo de adversidad. Enfocar 90 minutos en fútbol para mí es vida. Hay otra gente que lo busca de otra forma, de otra manera, pero nadie tiene la solución. Es como cada uno lo encuentra, ¿no?

¿Qué sueño tenés con Boca para este 2020?

Un sueño no, todos los días vivo soñando. Mi sueño es todos los días. Los sueños son cada mañana que vengo acá. Yo lo disfruto, con todas las cosas que tiene Boca, en ese sentido nos vamos conociendo, estamos al tanto, estamos en un lugar muy lindo que nos da tranquilidad, calma y tiene muchas cosas para hacer.

SEGUÍ LEYENDO

Los futbolistas que están entre algodones, el refuerzo que se acerca y las dos inminentes salidas: las novedades de la pretemporada de Boca

Tras anunciar su salida de Boca y su retiro del fútbol, Daniele de Rossi se fue de la Argentina

Las 5 modificaciones radicales en Boca a un mes de las elecciones que ganó Jorge Ameal