Compartir

Mario Ledesma reconoció hoy que la participación de Argentina en el mundial de rugby de Japón ha tenido para él “gusto a poco”, pero se mostró esperanzado por el futuro que tiene por delante el rugby de su país.

Ledesma hizo un balance de la actuación de Argentina en la primera fase de la Copa Mundial de Rugby en la rueda de prensa posterior al último partido, que ganaron Los Pumas frente a Estados Unidos por 47-17. Después de los cuatro partidos de esta primera fase, Argentina quedó eliminada del torneo, y por primera vez desde el campeonato de 2003 queda fuera de los cuartos de final.

La sensación que le queda es un “gusto a poco”, afirmó Ledesma. “Duele” por no haber podido avanzar hacia la siguiente fase, pero sí que hay un “futuro esperanzador para el rugby argentino”. Al quedar en el tercer lugar del grupo, Argentina queda clasificada directamente para disputar el mundial próximo, en Francia. Inglaterra y Francia fueron los equipos que lograron los dos cupos del grupo para avanzar a cuartos de final.

Ledesma recordó que el primer objetivo que tenía Argentina era el de clasificar. “Cuando recapitulas un poco, nos llevamos a la cancha todo lo que habíamos practicado”, añadió.

En la rueda de prensa, en la que estuvo acompañado por el capitán de Los Pumas, Pablo Matera, Ledesma destacó también para destacar la actuación de los más jóvenes de los Pumas, especialmente en el último partido contra Estados Unidos.

“Dentro de todo el dolor de quedar afuera, son cosas que te hacen mirar al futuro con mejores ojos”, añadió.

Ledesma también aprovechó para agradecer a Japón por ser sede del torneo, y recordó especialmente el hecho de que, en el encuentro de hoy, unos 1.500 alumnos que asistieron al partido habían aprendido el himno argentino para poder entonarlo junto a los Pumas.