Compartir
(Infobae)

Abril Pérez Sagaón murió el pasado 25 de noviembre después de que fue atacada a balazos a bordo de un automóvil. La madre de tres hijos denunció en múltiples ocasiones que Juan Carlos García, su ex marido y ex CEO de Amazon México, la mandó a investigar y golpeó con un bat de béisbol.

Pese a que la defensa presentó elementos, fotografías y testimonios de las agresiones, los jueces Federico Mosco y Alejandro Díaz decidieron desestimar la acusación de feminicidio en grado de tentativa y reclasificarla hacia violencia intrafamiliar y lesiones.

Las fotografías de Abril en el hospital, su testimonio y el de su hijo que presenció el ataque con un bat no bastaron para que el juez reprobara la conducta de García. El impartidor de justicia argumentó que si el acusado hubiera querido matar a Pérez Sagaón, lo habría conseguido porque al momento de atacarla ella estaba dormida.

La reclasificación derrumbó el caso que la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México había armado y pasó a un juzgado de lo familiar por considerarse un delito del orden común. Los abogados de García presentaron una apelación contra la medida cautelar el 8 de noviembre, que fue concedida por el magistrado Héctor Jiménez López, gracias a lo que pudo salir de la cárcel.

Durante los 11 meses que duró el proceso, Pérez Sagaón logró obtener el divorcio de Juan Carlos García y la custodia de sus hijos. Se mudó a Monterrey, donde planeaba establecerse de fijo y viajaba a Ciudad de México constantemente para dar seguimiento al caso.

Fue la semana pasada cuando Abril fue asesinada a sangre fría en calles de la capital del país, justo al salir de una de las audiencias de su caso. El crimen destapó una cloaca sobre el manejo de los casos de violencia hacia la mujer, así como de la protección ofrecida hacia las víctimas.

Desde que ocurrió el asesinato circularon diversos hechos que indignaron a toda la sociedad, entre ellos, las declaraciones que tanto el juez Federico Mosco, como el ex marido de la víctima, emitieron durante las audiencias hechas en la CDMX. Estas son las 10 frases más polémicas expresadas durante el desarrollo del caso de Abril Pérez Sagaón.

1.- “Investigadores privados nos siguen. A mí me siguieron durante muchos años y ahorita me siguen todavía en Monterrey, Nuevo León. Y nos damos cuenta que nos están siguiendo. No podemos vivir en paz”, declaró Abril Pérez Sagaón frente al juez Federico Mosco y durante una de las audiencias que tuvo contra de su esposo.

2.- “Si la hubiera querido golpear con un bat, la hubiera matado con el primer batazo. Y dice que le pegué tres veces, tres batazos es… una tontería”, aseguró el ex director de Amazon en nuestro país.

Abril Pérez Sagaón murió el pasado 25 de noviembre después de que fue atacada a balazos a bordo de un automóvil.
Abril Pérez Sagaón murió el pasado 25 de noviembre después de que fue atacada a balazos a bordo de un automóvil.

3.- “El tipo de lesiones que ella dice presentar en la cabeza, no coinciden con las lesiones de un bat de béisbol. Se va a anexar un dictamen de un experto, un perito, de apellido Cobos, quien revisó la escena y descartó que las heridas que fueron exhibidas coincidan con un bat de béisbol. Esas heridas seguramente se las hizo cuando la aventé y se cayó, y seguramente se pegó con la mesa de la televisión”, reiteró Juan Carlos García.

4.- “Se me hizo tan ridícula su lista que literalmente agarré las dos hojas y las rompí. Le dije que yo no iba a cubrir eso y que nos íbamos a divorciar y en ese momento tomé mi teléfono y le dije: ‘también para que la gente y tus amigos te conozcan como eres’”, recordó el entonces acusado de feminicidio en grado de tentativa.

5.- “Interviene un menor, pero interviene en un momento distinto, en el que de haberse pretendido consumar el hecho ilícito se hubiera dado desde el primer momento. Que hubo manifestaciones por parte de los dos, pero cada una de las partes contendientes en este conflicto penal aduce a lo que conviene a sus intereses”, declaró el impartidor de justicia, Federico Mosco.

6.- “Hemos escuchado por parte del Agente del Ministerio Público, que conforme a sus actos de investigación, es decir, las constancias médicas, la intervención de los peritos e incluso con las que fueron desahogadas en esta misma audiencia, se puede establecer porque hubo concordancia, que las lesiones no pueden devenir de un actuar potencialmente lesivo, porque de habérselo propuesto el sujeto activo lo hubiera realizado”, mencionó el juez que después de asesinato de Abril fue retirado de su cargo.

7.- “Más cuando la víctima dice que siente un golpe, abre los ojos y ve al sujeto activo con un bat y la agrede nuevamente. Pero ella interpone la mano y recibe el golpe en la mano. Entonces un nuevo golpe en esas condiciones, en el estado que se encuentra la víctima, porque está acostada, que consecuencias le hubiera traído”, desestimó el encargado de esclarecer el caso.

Las fotografías de Abril en el hospital, su testimonio y el de su hijo que presenció el ataque con un bat no bastaron para que el juez reprobara la conducta de García.
Las fotografías de Abril en el hospital, su testimonio y el de su hijo que presenció el ataque con un bat no bastaron para que el juez reprobara la conducta de García.

8.- “Él admite que en un momento determinado golpeó a la víctima utilizando lo que denominó, una mesita de café (una mesa pequeña). Y por otra parte no se contradijo el hecho porque el agente del Ministerio Público dijo que el imputado admitió haber usado un candelabro de madera. Claro es evidente que cada quien argumenta lo que es necesario para acreditar su postura”, señaló juez que antes se vio involucrado en otros escándalos.

9.- “Teniendo el real propósito de querer privar de la vida a una persona, en las condiciones que dijo el agente del Ministerio Público, retomadas de la entrevista de la víctima o bien del escrito presentado por la víctima, de estar durmiendo y encontrarse en un estado de vulnerabilidad, bastaría con un sólo golpe. Si se hubiera tenido el propósito de quitarle la vida, con un sólo golpe (sería suficiente)”, defendió el juez.

10.- “La figura delictiva de feminicidio en grado de tentativa la considero que no está acreditada. Pero no me voy a referir a la figura de feminicidio, sino a la circunstancia de que se prive de la vida a una mujer, sin darle una denominación. Para establecer si hay una figura delictiva de cometer un hecho ilícito en grado de tentativa deben darse determinados presupuestos legales”, comentó.

MÁS SOBRE ESTE TEMA

Caso Abril Pérez Sagaón: extreman medidas para que el ex esposo no huya del país

Las irregularidades del juez involucrado en el caso de Abril Pérez Sagaón: ejercía sin acreditar su actualización profesional

El amor por sus hijos no salvó a Abril Pérez Sagaón de morir ejecutada