Compartir
Mauricio Macri y Alberto Fernández durante su reunión por la transición en la Casa Rosada
Mauricio Macri y Alberto Fernández durante su reunión por la transición en la Casa Rosada

Mauricio Macri y Alberto Fernández conversaron sobre la renuncia de Evo Morales, cuando aún es incierto si se asilará en la Argentina o en otro país de América Latina. El presidente electo le envió al presidente de la Nación un WhatsApp en el que proponía un diálogo entre ambos para analizar la crisis de Bolivia.

Macri aceptó la oferta de Fernández y conversaron por teléfono durante 10 minutos. No está previsto una declaración conjunta entre Macri y Fernández, frente a la crisis institucional que afecta a Bolivia.

Es que para Fernández se trata de un golpe de Estado y para Macri una salida traumática a un proceso electoral viciado que tuvo como principal protagonista a Morales.

Desde que Morales anunció su renuncia, se especuló con la posibilidad de su llegada a Buenos Aires como exilado político. Pero a continuación se desmintió esa posibilidad, así como que había solicitado “permiso de sobrevuelo” para aterrizar finalmente en Aeroparque o Ezeiza.

Macri estuvo en contacto con Jorge Faurie para conocer las últimas noticias desde Bolivia, a la vez que conversaba con Marcos Peña. El presidente aún no fijo posición oficial sobre la renuncia de Morales, y el canciller aseguró que si el líder boliviano pide asilo en Argentina, “será un asunto de absoluta resolución” de Macri.

Noticia en desarrollo